La AMT aplicará sanciones a las unidades que funcionen bajo este sistema, ya que se trata de un servicio ilegal de transporte que pone en riesgo a cientos de puestos de trabajo y a la vez a los pasajeros que la utilicen.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) reitera a la comunidad salteña que no autoriza ni avala la aplicación de Uber, ni el funcionamiento de esta aplicación en ninguna de sus formas (Uber Flash – Uber Taxis – Uber Essential – Uber Medics).

Es por ello que el organismo procederá al control y secuestro de las unidades, que presten este servicio, mediante el uso de esta aplicación.

Esta aplicación no solo incrementa el valor de la tarifa aprobada por el organismo, sino que además impide a la AMT poder controlar cuál es la tarifa aplicable.

Uber no posee domicilios ni oficinas en la provincia, lo que en primera instancia deja un vacío legal a los usuarios ante cualquier reclamo o percance. Otro dato a tener en cuenta es que la empresa no tributa impuestos, tal como lo hacen los otros servicios de transporte impropio.

Por otra parte, no se puede verificar que las personas que prestan el servicio, dentro de esas aplicaciones, sean licencias que estén debidamente habilitadas, ni choferes que cumplan con los requisitos que exige el organismo para la seguridad de los pasajeros.

En este sentido el presidente de la AMT Marcelo Ferrraris sostuvo que, “la plataforma está intentando ingresar al mercado salteño de manera encubierta a través de distintos tipos de servicios, con la idea de instalarse en la ciudad y generar adeptos a dicha plataforma la cual, desde ya, carece de toda autorización y respaldo legal de este organismo que es quien controla y regula el servicio de taxis y remises en la provincia de Salta”.

Por último, la AMT recomienda a los trabajadores del volante y a la ciudadanía en general no bajar este tipo de aplicaciones para el uso del sistema y aconseja a los taxistas y remiseros no adherirse a dicha plataforma.